El idioma considerado universal es el inglés. Eso lleva a pensar que es el más hablado del mundo, pero no es así. En realidad ocupa el tercer lugar en la lista de las lenguas más habladas del mundo. Esto se debe a que dicha lista tiene en cuenta la cantidad de hablantes nativos de cada idioma. La condición de idioma más internacional del inglés se debe a que es el más utilizado, es el que permite la comunicación en cualquier lugar del mundo, el que se utiliza en el comercio, al que se le han dedicado más estudios en todo el mundo, el que se enseña como segunda lengua en la gran mayoría de los países en todos los niveles, utilizando diversos métodos (por ejemplo, a nivel primario  utilizando los numerosos juegos para aprender inglés creados) y el necesario para aquellos que desean estudiar en el extranjero, en el que se ha editado una parte enorme del material en medios de de comunicación, constituida por los sitios de Internet, las películas, la música, las marcas, los productos, las series televisivas y el 75% de la bibliografía científica especializada, es además uno de los más sencillos de aprender comparado con otros como el chino mandarín o el alemán, entre muchas otras razones, en las que radica la gran importancia que tiene aprenderlo.

Inglés en el extranjero

Saber inglés le permitirá darse el lujo de estudiar en el extranjero si así lo deseara.

Si dispone de tiempo extra es muy recomendable dedicarlo al aprendizaje del idioma inglés si no lo domina. Si tiene hijos pequeños, uno de los mejores regalos que puede hacerles es asegurándose que desde temprano comiencen a familiarizarse con el idioma inglés. Muchos estudios indican que el mejor momento para aprender idiomas es durante la infancia, ya que la velocidad de aprendizaje y absorción es mucho mayor que la que se tiene de adulto. Poseer al inglés como segundo idioma para mencionar en el curriculum es además un gran plus que les abrirá muchas puertas cuando ingresen al mundo laboral.

El aprendizaje de este idioma es un proceso que requiere de cierto tiempo, y depende de algunos factores, pero siguiendo ciertas pautas se puede acelerarlo o simplemente hacerlo un poco más fácil. Es necesario, entre otras cosas, considerar los distintos aspectos que conforman dicho proceso, tales como el conocimiento y la elección de vocabulario adecuado, la incorporación de las estructuras gramaticales, la práctica de la pronunciación clara de los diversos sonidos, que incluye la ubicación correcta de los acentos fonéticos, sin perder de vista la entonación y el ritmo. Muchas personas interesadas en este tema se preguntan cómo aprender inglés rápido. La forma más rápida es estudiando el idioma y poniéndolo en práctica lo más que se pueda, prestando atención a cada una de las habilidades que se pueden adquirir y ser perfeccionadas, es decir, poder leer, hablar, escuchar y escribir en inglés correctamente.

Para algunas personas escuchar lecciones resulta aburrido y monótono. Como solución a este inconveniente algunos estudiosos recomiendan otras actividades que son igual de productivas e importantes. Entre esas formas más divertidas se encuentran por ejemplo los juegos para aprender inglés, especialmente útiles para estimular el aprendizaje en niños, porque resultan ser mucho más didácticos y atractivos. Algunos son muy sencillos de llevar a cabo, y los hay también para adultos. Se trata de un recurso muy utilizado por las personas que se dedican a enseñar el idioma. Otros métodos que responden al interrogante de cómo aprender inglés rápido y sin que se convierta en un fastidio consisten, por ejemplo, en buscar letras de canciones en esta lengua y luego cantarlas o suprimir los subtítulos de las películas y tratar de entenderlas prescindiendo de los mismos. También es importante para practicar la oralidad aprovechar cada oportunidad de hablar con personas que tienen un buen manejo del mismo; y para mejorar la escritura es importante escribir todos los días y tratar de incorporar nuevas palabras, escribiendo, por ejemplo, acerca de cosas simples, como el estado del tiempo o lo realizado durante el día.


Los juegos para aprender inglés son muy efectivos para asimilar rápidamente nuevas palabras y formas gramaticales.

Un opción importante que tienen quienes quieren aprender el idioma es la de estudiar en el extranjero, porque brinda no sólo la posibilidad de adquirir una lengua, sino también la de conocer una cultura, conocer nuevas personas, conocer un mundo y una realidad diferentes, la de enriquecerse a nivel personal, entre muchos otros aspectos positivos. Es muy común en la actualidad que personas de distintas edades realicen intercambios a otros países. De hecho, a pesar de que los costos pueden ser un poco elevados, está bastante al alcance debido a las numerosas becas disponibles.

Aprender este idioma es de gran importancia y utilidad; entre otras cosas porque es una gran ayuda para ser más competitivo en el mercado laboral, debido a que representa una ventaja sumamente importante para quien desea trabajar o estudiar en el extranjero o para lograr puestos de trabajo administrativos o de gerencia en distintas áreas. Para aprenderlo puedes recurrir a los más diversos métodos, que incluyen desde juegos para aprender inglés hasta cursos intensivos y viajes. En resumen, existen muchas respuestas a la usual pregunta de cómo aprender inglés rápido. Lo importante es intentarlo, sea cual sea la metodología elegida.